jueves, 4 de octubre de 2007



Alces

qué noche embiste
la carrera sin madre de los alces
qué seguridad lo alienta
patas como leños cuerpo
como proposición caliente a toda herida
y sin embargo cuánto
camino por delante
quebradas sus patas
suéñame como venía
cuando el sol era interno

Carlos Alberto Roldán

12 comentarios:

Agus dijo...

Todos los caminos me llevan a ti, Carlos Alberto.

Una vez, hace ya 7 años, lo hizo el ICQ, cuando buscaba gente con intereses literarios. Hoy, bloggeando "lingüística", aparecés de nuevo.

Ahora mi blog te va a gustar un poco más. Lindo el tuyo. Besos.

liliana varela dijo...

Carlos:
tus poesías son excelentes; te leo y no me canso.
Besos
Liliana

Elisabet Cincotta dijo...

Muy buen poema. Me encantó la presentación en tu palabra.
Abrazos
Elisabet

Maria Fischinger dijo...

Carlos
Un placer leer tu poesia
Un beso
Maria

Jorge Ampuero dijo...

Interesante poética.
Nos leemos.

Saludos.

Eric ( Tirado Viegas) Ponty dijo...

Carlos
presente amigo!
Eric

Eric ( Tirado Viegas) Ponty dijo...

patas como marcas do corpo
como proposição quente a toda ferida
e sem apreensão quando
caminho por passado
de suas quebradas patas
imagína-me como aparência
quando o sol era interno.

Carlos Alberto Roldán - Trad. Eric Ponty

Carlos Alberto Roldán dijo...

Chicas: benditas sean, en verdad, y no saben cuanto. Yo soy el que sonríe y es jodón entre otros. Pero a veces estoy tan abajo que el mundo y todo lo que imaginamos pesan. Es entonces, que una palabra, a veces inercia de saludo, otras retórica de encuentros, viene como besitos, o aire. Ya sé que soy de los que se desploman fácil, pero también soy de los que, si están en el día, es porque algún motivo tiene para estar allí.
Ayudan, mucho.

Un abrazo especial, Agus...

Carlos Alberto Roldán dijo...

Eric y Jorge: un abrazo. Sean de donde fueren, les debo o un café en un buen lugar, o un vinito bueno, en el más horrendo y vagoneta de todos...

Carlos Alberto Roldán dijo...

Yo pierdo los blogs como a las llaves, y al reencontrarlos hay tanta gente adentro, y querida, que me reinventan un poco. Saben: disfruto un poco menos de la vida de lo que parece, pero ustedes son ese disfrute.
Mi abrazo no puede otra cosa que ser de agradecimiento amoroso.

Carlos Alberto Roldán dijo...

Agus, decime cómo te encuentro la página. Sé bastante poco de estas cosas, aún siendo precursor de unas cuantas...

Carlos Alberto Roldán dijo...

Gente toda: no pasen sin dejar en claro sus páginas, así uno puede devolver visitas y lecturas atentas...